La Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones, establece en su Título IV la necesidad de la evaluación de la conformidad con las especificaciones técnicas para la importación, fabricación en serie, venta o exposición para la venta, en el mercado interior de la Unión Europea, de cualquier equipo o aparato para los que concurra alguna de las siguientes circunstancias:

  • Que exista una norma expresa que así lo prevea.
  • Que requieran la utilización del espectro de frecuencias radioeléctricas.
  • Que estén destinados directa o indirectamente a los puntos de terminación de una red pública de telecomunicaciones, con el objeto de enviar, procesar o recibir señales.
  • Que puedan perturbar el normal funcionamiento de un servicio de telecomunicaciones.

La conformidad con las especificaciones técnicas se establecerá mediante la emisión del correspondiente Certificado de Aceptación o su equivalente, tras la verificación del cumplimiento de dichas especificaciones técnicas.

Desde el año 2000 la evaluación de conformidad está regulada por el Real Decreto 1890/2000 de 20 de Noviembre por el que se aprueba el reglamento que establece el procedimiento para la evaluación de la conformidad de los aparatos de telecomunicaciones. Este Real Decreto es la transposición a la legislación española de la Directiva 1999/05/CE del Parlamento Europeo y del Consejo sobre equipos radioeléctricos y equipos terminales de telecomunicación y reconocimiento mutuo de su conformidad.


Ley 32/2003, de 3 de noviembre, General de Telecomunicaciones [PDF] [221 KB]

Real Decreto 1890/2000 [PDF] [93 KB]

Directiva 1999/05/CE [PDF] [45 KB]