Exploración y producción de hidrocarburos en España

Fracturación hidráulica y Fracturación hidráulica de alto volumen

La fracturación hidráulica, también llamada estimulación hidráulica, no se trata de una "técnica de perforación", por el contrario, es un proceso de estimulación que se utiliza una vez finalizada la perforación del sondeo, al objeto de mejorar la producción en una formación geológica.

En síntesis, el proceso consiste en la inyección de agua a grandes presiones, junto con un agente propante y otros aditivos químicos, para provocar fracturas y fisuras en la roca de tamaño milimétrico y dotarla así de mayor permeabilidad. El agente propante o de sostén, que generalmente es arena, queda alojado en las fracturas, manteniéndolas abiertas y permitiendo que el hidrocarburo objetivo fluya hasta el pozo.

Se trata de una técnica que se emplea desde 1940 de forma habitual en pozos convencionales si bien a escala reducida, y que permite aumentar considerablemente, la productividad de los mismos, así como en proyectos de almacenamiento de CO2 y geotermia, entre otros.

La fracturación hidráulica de alto volumen es la inyección en un pozo de 1.000 m3 o más de agua por fase de fracturación, o de 10.000 m3 o más de agua durante todo el proceso de fracturación .

Puede verse la Recomendación de la Comisión de 22 de enero de 2014 relativa a unos principios mínimos para la exploración y producción de hidrocarburos.

Generalmente utilizada en los yacimientos de hidrocarburos “no convencionales” de gas natural, se suele combinar con la perforación horizontal de sondeos a lo largo del yacimiento, de forma que la baja permeabilidad de la formación se compensa aumentando la superficie de contacto con el sondeo.

Evaluación ambiental

En España se han establecido estrictos estándares de seguridad para las personas y para la protección del medioambiente y de los recursos naturales. Primero con la Ley 17/2013, de 29 de octubre, para la garantía del suministro e incremento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares y más recientemente en la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental (LEA), los proyectos de perforaciones que requieran la utilización de técnicas de fracturación hidráulica se someterán a evaluación ambiental ordinaria.

El proyecto técnico y el estudio de impacto ambiental de estos proyectos serán sometidos a información pública para que tanto las administraciones como los ciudadanos puedan conocer su contenido y formular las alegaciones que consideren oportunas, que serán posteriormente valoradas por el órgano ambiental para la formulación de la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), un informe preceptivo y determinante del órgano ambiental con el que concluye la evaluación de impacto ambiental ordinaria. En la correspondiente DIA se determinará si procede o no la realización del proyecto a los efectos ambientales y, en su caso, las condiciones en las que puede desarrollarse, las medidas correctoras y las medidas compensatorias.

Trabajos en los que interviene la fracturación hidráulica de alto volumen

De acuerdo con la legislación vigente, el otorgamiento de un permiso de investigación faculta a su titular para "investigar, en exclusiva, en la superficie otorgada la existencia de hidrocarburos y de almacenamientos subterráneos para los mismos" sin que se distinga entre el tipo de hidrocarburo objetivo. Estos trabajos exploratorios (geología de campo, sísmica, perforaciones, entre otros) tienen como objetivo la demostración de la existencia, o no, del recurso en el subsuelo y, a medida que éstos avanzan y se obtienen resultados que lleven a la evidencia o no de su existencia, marcan y definen los trabajos a desarrollar a posteriori.

En consecuencia, no siempre es posible determinar a priori si en un permiso de investigación se va a utilizar la técnica de fracturación hidráulica de alto volumen, hasta el momento concreto de solicitarse autorización administrativa expresa, para los trabajos a realizar, puesto que, la titularidad de un permiso de investigación o de una concesión de explotación de hidrocarburos, no es una autorización automática para ejecutar los trabajos contenidos en su plan de investigación o desarrollo; actuaciones tales como la perforación de sondeos o la adquisición de una campaña sísmica, requieren de dicha autorización administrativa, previa realización de los preceptivos trámites de evaluación de impacto ambiental.

En la siguiente tabla se detallan los proyectos, cuya competencia de autorización recae sobre la Administración General del Estado, en los que interviene o se plantea la técnica de fracturación hidráulica de alto volumen en España, sin perjuicio de aquellos que puedan ser autorizados por las Comunidades Autónomas cuando afecte a su ámbito territorial.

(Última actualización – julio de 2017)

Información relativa a la utilización de la técnica de fractura hidráulica de alto volumen
Permiso de investigaciónProyecto  Tipo de trabajo Operador Término Municipal Provincia Estado

Bigüenzo

 

 
Sestero-1 Sondeo Petroleum Oil & Gas España, S.A. Valderredible Cantabria Pendiente de presentación de Estudio de Impacto Ambiental tras pronunciarse la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural sobre el alcance del proyecto

La información relativa a la utilización de la técnica de fractura hidráulica de alto volumen en permisos de investigación de hidrocarburos y concesiones de explotación de hidrocarburos en España, se actualizará en función de la información de la que se disponga en cada momento.